jueves, febrero 19, 2009

De camino a Mongu

Zambia es uno de esos países cuyas carreteras cruzan parques nacionales. De camino a Mongu nos encontramos un elefante a un lado de la carretera. Estaba comiendo y se dejó fotografiar, completamente ajeno a nuestra expectación al verle ahí.


Más adelante, una tortuga se interpuso en nuestro camino. A diferencia del elefante, al ser más manejable, bajé del coche y pude observarla de cerca. Aunque ella hiciera todo lo posible por esconderse en su caparazón.

domingo, febrero 15, 2009

Mi primer viaje a terreno

Suena cool y en parte lo es. Esta noche cojo un vuelo hacia Zambia, con escala en Nairobi (Kenia). Estaré dos semanas por ahí, hasta finales de mes.

La agenda incluye diversas reuniones con todas las contrapartes con las que trabajamos, la mayoría en la capital, Lusaka. Pero también viajaré a dos zonas más alejadas, Mongu y la región de Copperbelt, al norte del país.

Personalmente, mis objetivos son presentarme a la gente con la que voy a trabajar, dando por oficial la sucesión y empezar a crear esa relación de confianza con las personas, tan importante a la hora de trabajar en equipo.

A la vuelta, más aventuras...

La vuelta al mundo en veinticuatro horas

Siempre me había imaginado algo así, pero nunca lo había visto simulado... la intensidad del tráfico aéreo durante un día se representa en el mapa con puntos luminosos.

video

Gracias Víctor!

viernes, febrero 13, 2009

El recetario


En el recetario se pueden encontrar divertidas recetas de como reciclar objetos aparentemente listos para ser tirados en curiosas invenciones muy utiles para la casa...

Gracias Lu!

jueves, febrero 05, 2009

Legally break required


En el trabajo disponemos de un software integrado en el ordenador que nos "obliga" a hacer descansos a cada rato, nos propone ejercicios físicos, y en el peor de los casos, nos advierte de que necesitamos hacer un descanso porque sino estamos infringiendo el artículo 5.10 de la ley holandesa.

Menos mal que tenemos en botón "Ignore" :)

Un mes ya...

(Escrito el 2/02/2009)

Un mes ha transcurrido desde aquella tarde en la que me despedí de Madrid por tiempo indefinido, sin saber cuando iba a volver. El motivo de mi vuelta, aunque no haya sido el que yo hubiera preferido, ha servido para hacer un pequenio alto en el camino y compartir unos días con la familia y amigos. Dos días, más exactamente :)

En este mes, han pasado bastantes cosilla; la búsqueda del apartamento, las primeras semanas en el nuevo trabajo, mis nuevos companieros, la regularización de mi ciudadanía en la Haya, el banco, el seguro médico, que si el IKEA, el montaje de los muebles. De todo este tiempo, si me pidieran destacar tres momentos o personas, creo que elegiría los siguientes:

  1. Pablo y Olivia: quien nos iba a decir a los tres que durante más o menos un mes viviríamos una experiencia común en Leiden. Han sido mis mecenas allí y me han dado todo lo que una persona necesita cuando se traslada a otro lugar: carinio, camomilas, palomar, charlas y risas...

  2. Saskia: existe gente, repartida por el mundo, cuya cercanía desde el primer momento es sinceramente sorprendente. Supongo que la gente que ha cambiado su lugar de residencia en múltiples ocasiones a lo largo de su juventud, desarrolla esa capacidad de comunicación tan directa y cercana. Sin duda, me ha hecho superar los primeros momentos, los más duros, casi sin darme cuenta.

  3. Montando IKEA con Olaf: uno de los momentos más curiosos de este primer mes fue el lunes pasado, cuando me trajeron las cosas del IKEA y me tocó empezar a montarlas. Olaf, el coordinador de mi equipo, se sobró diciéndo aquello de: Si quieres terminar de montarlo todo hoy, yo te ayudo. Pués ahí estábamos los dos, descalzos y encamisados, siguiendos las instrucciones del bendito IKEA: 1, 2, 3,... Apenas hablamos. No descansamos. Sólo trabajábamos. Montábamos muebles, ese era nuestro objetivo y para eso habíamos ido. Aunque parezca un poco cuadriculado el tema (que lo es, no nos enganiemos:), debo confesar que supuso una eficiencia fuera de lo normal. Resultado: una cama de 1.60m y su mesilla, un sofá cama, la mesa alta, una mesita baja y la mesa de la TV. Todo eso en apenas 2 horas y media. Quién da más?

En resumidas cuentas, que ha sido un mes bastante intenso. Y estoy contento, que es lo más importante en toda esta historia...Gracias a todos los que estáis por ahí alrededor mío, por vuestras updates y vuestro carinio.

Ya son las 7:34, embarco en un par de minutos. Un abrazote!