miércoles, marzo 14, 2007

Post sin título ya que de ponerlo me decidiría por un "Como convertir 300.000 en 2.500.000, el milagro de las cifras" o un "Los neoliberales de SanDisk se cargan a mi jefa".

En resumidas cuentas, vuelta a la normalidad, a la aburrida normalidad. Sin parafrasear el comienzo de Trainspotting, la realidad rutinaria nos abruma. No es casualidad si "nuestro" chatmail se plaga de quejas, de "arrrgggHHHs", de cambios de curro, de charlas políticas.

Nos vendieron unos estudios universitarios que nos abrirían las puertas a nuestro éxito. Pero nos hemos dado cuenta que el único que tiene éxito es el que se lo busca, el que se echa a un lado del río social que intenta que el conformismo sea el menú del día. Me he dado cuenta que de nada sirve gritar si estás encerrado en una burbuja de jabón. Hace falta gritar alto, bien alto y revelarse ante este "nuestro" sistema de la manera que mejor sepamos. Sin radicalismos, con inteligencia y resistencia activa, la única que funciona.

Mañana partidito de fútbol en el curro. No en el curro exactamente sino más bien con la peña del curro. Sirve para acortar la semana un poquín. Y se agradece.

Un par de cosillas más... el finde lo pasaré de montañero (de nuevo). El lugar sigue siendo sorpresa para mí puesto que no voy a mirar ninguna fotografía hasta llegar. De momento, los preparativos (crampones, camping o refugio, autobus directo, comida) han de cerrarse poco a poco. La otra, un poco más tecnolñogica es que Google Calendar ya te avisa por SMS de los eventos que hayas marcado en la agenda.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

eso, eso, revelate.... so vurro

daddy

Iñaki dijo...

A ver cuando narices me meto en los google calendarios, que llevo tiempo con la curiosidad picándome.