domingo, julio 15, 2007

La aventura africana

Hace casi una semana que salimos de la T4, direccion Casablanca. Alli conocimos a Susana, que consiguio que pasaramos el tiempo en la cuidad en busca de sus gafas de sol y... Bueno,
a lo que voy..

Llegamos a Cotonou, la capital de la republica de Benin a las 2:25. Y tan solo 10 minutos ya teniamos el primer intento de corrupcion: el agente de pasaportes. No le gustaba la direccion que dabamos en la tarjeta de entrada y nos decia que por desgracia, no nos podia dejar entrar al pais. Aniadia, el tio geta, que por 5000 FCFA nos dejaba pasar. Al oir eso, me parecia de chiste: corrupcion hasta en pobre agente de aduanas que pedia unos 8 euros :-) Finalmente, tras mostrar un par de numeros de telefono nos deja pasar.

Una vez pasado el control de pasaportes, tocaba el registro de pertenencias (a fondo, no como aqui). Nos libramos por blanquitos. LLegaba el momento de cruzar la puerta y buscar a nuestro contacto, que llevaria algun cartel para reconocernos.

ISF Madrid ponia en el folio, aunque creo recordar q no paraba de darle la vuelta.. se lama
Alexandre y es un tipo de hace recados a Constant (le patron) cuando este no esta en Cotonou. Gran negociador con el taxista, al que hizo creer que ya habiamos reservado uno para el bajar el precio, nos ensenio la cuidad al dia siguiente.

Visitamos Cotonou de arriba a abajo, a pie, como uno mas. Sin 4x4 ni taxis. A pie y en Zem
(las moto-taxi), como cualquier benines. Estuvimos en una escuela, viendo edificios oficiales, de movida con la guardia republicana por nada, en la playa, y finalmente, en su casa. Alli conocimos a su cherie y su pequenia. Y Moni se llevo de regalo un trenzado de pelo para aliviar un poco el calor!!

Un par de dias inolvidables... y enseguida conoceriamos a Constant.

TO BE CONTINUED...

2 comentarios:

vicente dijo...

Nos alegramos de compartir tus aventuras. Ya veo que nuestros taxistas corruptos de Casablanca no eran una excepción. Ya te llamaremos al teléfono que nos has dado. Ánimo.

Anónimo dijo...

Qué bien que estés bien y hayas reanudado el blog!

Marisa