martes, octubre 02, 2007

De musicos y limosnas, cucacharas y quejas matutinas

"Mira, te cojo 5 euros y dejo 10, vale?" Estas son las palabras que decía un hombre a un músico de los del túnel del metro que tocaba una pieza de flamenco. Típica situación que uno siempre ha imaginado en el que quién da limosna quiere dar, tiene más, pero no quiere dar tanto. Pues por eso, hago cambio y ya está. Que simpática escena!

En casa tenemos cucas. Mi política de obviarlas cuando veo alguna por la cocina no es efectiva. Voy de santo, de ecologista, y me trae malas consecuencias. Porque hoy, al ir a preparar la cena, ¡zas! tres cucas correteando por mi balda de comida. Y claro, ya no he podido hacerme el longuis porque, quieras o no, no es muy higiénico que estén comiendo de lo que comes tú. Pues eso, que menos ecologismos sin fronteras y a por ellas de una en una, que da menos susto!

Ya en la anterior ruta tenía a la típica señora que de todo se queja. Que si vaya día más malo hace hoy!, que si mira como va ese coche!, quejas, quejas y más quejas. En esta, no sólo tengo a otra señora que dice lo mismo sino que además tiene un timbre de voz de lo más desagradable. Y que hago yo si los cascos que llevaba con la radio para despertarme se me rompieron hace un mes y todavía no he ido a por unos nuevos. Claro... es que la virgen del puño cerrado tiene el puño muy pero que muy cerrado!

1 comentario:

fer dijo...

cucharadas? explicate, gaelo
:P