miércoles, enero 09, 2008

Manifestación agresiones contra C.S. La Piluka

La noche del viernes 21 de diciembre el Centro Cultural La Piluka, situado en el Barrio del Pilar (Madrid), sufrió un ataque premeditado por parte de un grupo ultraderechista. Unos 10 individuos, de apariencia discreta pero armados con palos, irrumpieron en el local agrediendo a las personas que se encontraban en el interior. Durante el ataque los asaltantes encendieron, al menos, tres bengalas tratando de provocar el mayor daño posible. Uno de ellos llegó a arrojar una bombona de butano contra un miembro del centro. Como resultado de la agresión, tres compañeros tuvieron que recibir asistencia médica y al poco tiempo pudieron ser dados de alta. El local ha sufrido diversos daños materiales.


Este ataque no es el único sucedido en el Barrio del Pilar en los últimos tiempos. Hace poco más de un año se registró un hecho similar cuando un grupo de neonazis agredió brutalmente a un joven de 15 años causándole heridas muy graves. Estos hechos produjeron un rechazo social que vinculaba las agresiones con actividades organizadas por el partido político ultraderechista Democracia Nacional. Como consecuencia de todo ello, a los pocos días este partido filonazi abandonó su sede estatal, ubicada en el barrio.


Las asociaciones y colectivos integrantes del Centro Cultural La Piluka, junto con otras entidades del distrito y colectivos de la izquierda madrileña, venimos denunciando desde hace tiempo la impunidad con la que actúan los grupos de ultraderecha, cuya más cruda expresión fue el asesinato, el pasado 11 de noviembre, de Carlos Javier Palomino a manos de un militar ultra y simpatizante de Democracia Nacional. Tenemos la certeza de que no son hechos aislados, sino la expresión última y creciente de una extrema derecha que trata de reorganizarse.


Agresiones como la que hemos sufrido en la noche del viernes pasado, no van a condicionar nuestro contundente rechazo y denuncia hacia este tipo de actos y hacia quienes los promocionan, amparan y sostienen.

Madrid, 22 de diciembre de 2007

Asamblea del Centro Cultural La Piluka


3 comentarios:

Tonytony dijo...

Todas las agresiones son condenables.

Pero por favor, que no llamen a eso "Centro Cultural". Es un INSULTO a la cultura.

fer dijo...

hola, tonytony!!

ja. ja.

como ya sabrás no nos conocemos, pero apelo a tu experiencia en casas ocupadas para preguntarte si, por favor, puedes tú explicarnos qué es cultura y qué no lo es

att, fer

Tonytony dijo...

Hombre!

Pues mira, últimamente no paso mucho XD desde que se me quitaron las granos, pero te lo voy a explicar. No seré yo el que te cuente lo que es cultura (infórmate un poco sobre historia, tradiciones y pueblos), pero lo que sí puedo decirte es lo que no lo es.

Fíjate, voy a caer en estereotipos, pero es que lo que sale de ahí es puramente anecdótico. Y es que fumar porros y tocar el yembé no es cultura, por mucho que te esfuerces. Ah no, que también pintan. Siguiendo la estela del graffiti. En toda mi vida no he visto una manifestación artística más cerrada y atada por unas normas como los coleguitas del hip hop, que parecen soldados. He visto excepciones, como Banksy (http://es.wikipedia.org/wiki/Banksy) y El niño de las pinturas (de Granada), pero la gran mayoría se dedica a poner muchos colorines. Que soy chupis.

Música? Volvemos al yembé y al 'mestizaheee'. Que te guste dar pseudo-conciertos con tus coleguitas reunidos en una casa, y joder a los vecinos, no lo convierte en cultura. Eso por no hablar de la calidad musical, que los conciertos aunque a tí te pongan palote no quiere decir que sean buenos. Créeme, reunirte con tus colegas bebiendo litros y diciéndote "que guapo tío" no lo convierte en arte.

Por no hablar del clima de TOTALITARISMO que se respira. Sólo hay una manera de pensar, y el que se atreve a llevar la contraria es catalogado como facha o borrego. En pocos ambientes he visto tanta uniformidad en lo que hay que vestir (véase pañuelo palestino, cazadora de cuero, etc), decir o pensar. La autocrítica no ha existido, ni existirá. Pero viva la revolución.

Y ya puestos voy a hablar de los "anti-fascistas", que pueblan esos centros 'kulturales'. Veo en el cartel el careto del chavalín ese, el tal Palomino. Desde luego, vaya angelito (http://invasores.wordpress.com/2007/11/14/vidas-ejemplares-torpedo_pollo/). No se si sabes cómo ocurrió, pero por lo visto un grupo de esos 'antifascistas' le rodearon en un vagón para currarle. Y es que cuando acorralas a un gato, araña. No me malinterpretes, deseo que ese malnacido se pudra en la cárcel. Pero el tal Palomino no me da ninguna lástima.

Yo, en respuesta a las manifestaciones en pro de la falange o en contra del fascismo, haría otra con el lema "TONTOS NO".

Un saludo